domingo, 14 de noviembre de 2010

Perros y niños



El niño debe saber que el perro NO es un juguete, ni un objeto que se usa y luego se desecha o aparta.

El niño debe saber que el perro NO es una diversión, un entretenimiento más.

El niño debe saber que el perro tiene las mismas necesidades que él y así como a él lo cuidan y protegen sus padres, al perrito lo deben proteger y cuidar del mismo modo.


UN NIÑO MENOR DE 5 AÑOS NUNCA DEBE ESTAR SOLO CON UN PERRO SIN LA SUPERVISIÓN DE UN ADULTO RESPONSABLE

Estamos convencidos que la amistad del perro con el niño no sólo depara satisfacciones en lo inmediato sino también a futuro.

El perro y el niño disfrutan de juegos y compañía mutua en el presente pero esto también deja huellas para el futuro ya que:

Un niño que cuida, y respeta  los límites de su amigo haciéndose responsable de él, será más sensible y tolerante de adulto. 
Tendrá más amor y respeto por los seres vivos.

Los adultos les damos el ejemplo (¿qué otra forma hay de educar sino a través del ejemplo?) de responsabilidad frente a una vida que depende absolutamente de nosostros.
El perro NUNCA debe ser un regalo "para el nene"
son seres vivos, no objetos que puedan regalarse.
Son amigos que se incorporan a la familia, debe ser un miembro más de esa familia con todos los derechos y responsabilidades que ello implica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También aparecemos en Grippo