domingo, 19 de diciembre de 2010

El perro miniatura y las Fiestas de Fin de Año Parte 2

Si festejamos las fiestas de fin de año en casa y recibiremos amigos y familiares, tendremos que tener en cuenta una serie de detalles para cuidar convenientemente a nuestros perritos miniatura:


Festejando en casa
¿Qué hacemos con el perrito?
Las fiestas de fin de año no es un buen momento para nuestro perro miniatura, no sólo por los terribles ruidos de la pirotecnia, sino por la excitación de las mismas. Tengamos en cuenta que es la época de mayores accidentes y dificultades graves para nuestras mascotas en general.


Entrarán a nuestra casa (su casa) muchas personas y seguramente no conoce a todas. Se sentirá muy exigido socialmente y muy exaltado.


Los perros miniatura, suelen ser objeto de muchas atenciones de parte de las personas en general, debido a su graciosa y simpática apariencia, esto habitualmente es bien tolerado por ellos, pero en un contexto de excitación y miedo, como son las fiestas de fin de año, pueden llegar a sentirse confundidos, nerviosos y perdidos.


Deberemos poner mucha atención a la puerta de entrada, que seguramente estará muy activa con el tráfico de gente que entra y sale, ya que se corre el riesgo que los perritos salgan solos a la calle o bien que huyan movidos por el pánico que le genera los estruendos de la estúpida pirotecnia usada en las fiestas de fin de año.


La comida y las bebidas que serviremos deberían estar sobre mesas que no sean bajas, que no estén al alcance de nuestro perrito, como así también es conveniente aclararles a todos nuestros invitados que no lo conviden ni con comida y mucho menos con huesos ya que casi todos los alimentos que tradicionalmente se sirven en las fiestas de fin de año son altamente inconvenientes para nuestros pequeños perros miniatura.


Los recipientes de basuras tendrán que estar fuera del alcance de nuestro perro, que ya excitado con tantos olores deliciosos, buscará hurgar en ellos, con el consiguiente peligro de que no sólo encuentre sobras que no deberían ingerir, sino cualquier otra cosa que le resulte peligrosa para su salud.





Lo mejor sería que lo tengamos aislado (tal como se explicó en el post anterior) y que lo "presentemos en sociedad" cuando ya hayan llegado todos los invitados, pueda compartir un rato con todos y luego vuelva a su cómodo, tranquilo y seguro rinconcito, al que podríamos agregarle un pequeño plato de manjares permitidos: trocitos de pollo, carne sin salsas, jamón etc. 


En las fiestas de fin de año se presentarán situaciones a las que no podremos controlar debidamente, ya que estaremos muy ocupados atendiendo a nuestros invitados, conversando y en muchos otros detalles, por lo tanto lo mejor es poner a nuestro pequeño perrito miniatura a buen resguardo. 


Así disfrutaremos tranquilos nosotros y ellos estarán más relajados, o ¿no parece relajada mi chihuahuita en esta foto?

4 comentarios:

  1. Very happy I found your site. Will note it and return for more info.

    cheap cialis

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Gracias Pasha!! espero que el sitio te siga gustando y resultando útil

    ResponderEliminar
  3. I don’t bookmark sites but i will bookmark this! LOL!

    online pharmacy

    ResponderEliminar

También aparecemos en Grippo