sábado, 15 de enero de 2011

El Bichón Maltes

El Bichón Maltés ha atravesado a lo largo de miles de años las preferencias de las personas por su delicada belleza, su elegancia, inteligencia y docilidad más el amor incorruptible, la devoción, la adoración por su amigo humano.


Pintura antigua de la isla de Malta
Los orígenes del Bichón Maltés son tan remotos que no puede establecerse con seguridad. 


A grandes rasgos se dice que el Bichón Maltés se originó en el Mediterráneo Central y que Aristóteles (gran admirador de éstos bellísimos perritos) creyendo que provenían de la isla de Malta le dio el nombre de maltés.


Grabados y pinturas dan cuenta del Bichón Maltés en la cultura egipcia (600 a 300 A.C)



El Bichón Maltés fue el gran compañero de las damas romanas, como antes las griegas quienes admiraban su dulce y complaciente temperamento como así también la espectacular belleza de su largo, sedoso y platinado pelaje.

El Emperador Claudio y el pintor Plinio el viejo, ambos dueños de bellos malteses, alabaron la hermosura y el carácter dulce de sus Bichones Malteses.

Dibujos de Bichones Malteses en los borradores de Leonardo da Vinci,
 que de belleza sabía un poquito.
El Bichón Maltés se diseminó por el mundo gracias a los comerciantes que lo cambiaban por seda pura china (recordemos que ésta era un artículo de gran lujo que cotizaba su precio en oro).

En el Renacimiento aparece el Bichón Maltés en las representaciones de numerosos pintores: Ticiano, Veronés, Tintoreto, Rubens y Leonardo.


Más cercano en la historia:
Al morir la esposa y los dos pequeños hijos del gran  compositor Giuseppe Verdi, llegó a su vida la pequeña Lou Lou, una Bichón Maltés que acompañó por 15 años al genial músico, llenándolo de mimos y de ese amor incondicional que sólo el que tuvo o tiene un Maltés comprende. 


El Bichón Maltés vive enamorado de su dueño, ¿cómo no iban a amarlo y mimarlo?






Poetas, músicos, pintores, escritores, y actores han amado dulcemente a esta bella e irresistible criatura a lo largo de los siglos.

El Bichón Maltés ama a su dueño con locura, sus brillantes ojos negros no se apartan de los ojos de su amado y su pequeña lengua rosada le da mil besos por minuto.

En la historia más reciente, Marilyn Monroe vivió sus últimos dos años con un Bichón Maltés que le había regalado Frank Sinatra, por ese motivo le puso de nombre Maf (por mafia, que era con lo que se relacionaba al gran Frankie). Sabido es el gran sentido del humor y la ironía que tenía esta rubia que de tonta no tenía un pelo.

Marilyn le ponía su más costoso tapado de piel para que Maf, el Bichón Maltés,  durmiera, claro que ese tapado había sido un regalo de su ex-esposo Arthur Miller, quien la había despojado de sus mascotas (un perro, un gato, un caballo y un loro)que vivían con ella antes del controversial divorcio.


Arthur Miller fue un famoso maltratador y abusador de sus mujeres.
Frank Sinatra averiguó qué raza de perro podría reparar con su amor el gran dolor de la hermosa Marilyn, que había sido humillada públicamente en la causal de divorcio: "Por ser incapaz de engendrar hijos", y abusada en sus años de convivencia con el escritor. ¡Un Bichón Maltés, obviamente!








Sí, yo amo a mi bella y tierna Mimí, 
¿y ustedes qué esperan para salir corriendo a buscar algún maltecito, que les dé 1000 besos por minuto?

1 comentario:

  1. Me encanta estos perritos, yo tengo uno y ya veo como sera cuando grande!!!!

    ResponderEliminar

También aparecemos en Grippo