domingo, 27 de febrero de 2011

El Lenguaje de los Perros Miniatura



La comunicación de los perros miniatura y de todos los perros es la de un lenguaje sin palabras, compuesto por posturas corporales: orejas, cola, boca, hocico, miradas;  y de sonidos: ladridos, gruñidos, gemidos, jadeos etc. 


Debido a sus pequeños tamaños, los perros miniatura resultan ser mucho más expresivos que otros perros, esto es, saben comunicar muy eficazmente. Hacen un uso muy inteligente del lenguaje que muchas veces nos sorprenden. 


Esto es debido a un instinto básico de supervivencia, ya que si los perritos miniatura no estuvieran protegidos por los humanos, estos pequeñísimos perros no podrían subsistir, por lo tanto necesitan usar muy bien su particular lenguaje sin palabras, su lenguaje corporal, para tener con nosotros la mejor de las comunicaciones.



Lenguaje de sus Orejas: 
Prestar atención a los perritos miniatura de orejas caídas-Shih Tzu, Habanero, Maltés, etc)en ellos esto es poco perceptible.

Orejas erguidas y orientadas hacia delante: Muestran atención, o que están prestando mucha atención.

       Si ladea la cabecita: No entiende la orden o mensaje que le querés decir. 
Orejas vueltas hacia atrás y paralelas a la cabeza: Algunos perros las colocan así al caminar o correr, significa un estado de gran duda.

Lenguaje de su Cola:

Extendida horizontalmente, pero relajada: Es un signo de atención. 

Extendida horizontalmente y tiesa: Posición de dominio, ¡aquí mando yo!

Cola erguida: Es un signo de autoridad de un perro que se muestra  en una gran posición de dominante.

Cola erguida y curvada sobre la grupa: Indica confianza, control y autodominio.

En los perros miniatura con cola cortada: como los Yorkies o Caniches, la colita alzada se tendrá que leer según el grado de tensión de la misma. 
Cola ligeramente baja pero apartada de las patas traseras: Está tranquilo y relajado.

Cola hacia abajo y cercana a las patas traseras: Si las extremidades están rígidas y agita levemente la cola, indica que está inseguro o en un lugar desconocido que le da desconfianza y ligero temor.
Cola oculta entre las patas: Temor o sumisión. El perro tiene miedo a que le hagan daño, o bien, en presencia del miembro dominante de la manada, ya sea humano u otro perro y le está indica sumisión total.

Cola que se agita levemente: Es un saludo, como si fuera una sonrisa.

Cola con gran agitación con amplios movimientos: Mucha alegría, es un gran saludo. 

Lenguaje de las miradas 
Ojos entornados: Actitud de sumisión frente a un reto.
           Mira para otro lado mientras le hablamos: No le interesa o no entiende.

Lenguaje de la boca:
Boca entreabierta: Equivale a una sonrisa entre las personas.


Boca cerrada, labios levantados enseñando los dientes: Una señal de amenaza de que va a atacar.
 

Lenguaje del cuerpo: 
Perro agachado, patas delanteras extendidas, lomo erguido, cabeza cercana al suelo: Invitación a jugar.

Posición erguida y relajada, orejas erguidas no adelantadas, cabeza alta, boca entreabierta, cola baja y relajada: Perro relajado y contento.

Cuerpo erguido inclinado hacia delante, orejas hacia delante, cola erguida y erizada, ojos muy abiertos, hocico arrugado, pelo erizado, miembros rígidos: Estado muy dominante, amenazando atacar si se le desafía.

Se echa panza arriba: Sumisión total, cuando se tumba sobre la espalda, mostrando el estómago y la parte inferior del cuello nos reconoce como líderes de la manada. 

Revolcarse sobre el lomo y frotarlo en el suelo, frotar el hocico y el pecho contra el suelo: Está muy satisfecho y contento.


Rascar el suelo, con las patas: El perro tiene unas glándulas que dejan un olor único y distintivo y está dejando una señal de su presencia en el lugar, una marca.

Orinar: Marca el territorio. 

Lenguaje de los ladridos:
(Nuestros perros miniatura tienen fama de ladradores y ruidosos, esto es por una mala educación no porque las razas miniatura sean más ladradores que otras)
Ladridos agudos y breves no muy fuertes: Es un saludo. 
Ladridos rápidos y con pausas cada 3 o 4: Le está pidiendo al dueño y líder de la manada que investigue lo que está pasando. 
Ladridos continuos y rápidos: Alerta, hay un extraño en nuestro territorio.

Un ladrido agudo, breve y en tono bajo:  Indica molestia, fastidio.
Lenguaje de los Gruñidos:

Gruñido suave en tono bajo: Amenaza de ataque. 

Gruñido que termina en ladrido, en tono bajo: Está listo para pelear.

Gruñido que termina en ladrido, en tono alto: El perro preferiría no pelear, pero que atacará si no lo dejan en paz.
 

Gruñido intenso sin enseñar los dientes: Está simulando un ataque en broma e indica que se está divirtiendo. Suele intercalarse con ladridos entrecortados.



3 comentarios:

  1. q aburrido esta pagina no sabe

    ResponderEliminar
  2. Gracias, ahora la entendere mejor !

    ResponderEliminar
  3. En Tesoros y Miniaturas criamos a nuestras mascotas como hemos criado a nuestros hijos... o mejor. Caniche, Pekinés, Maltés, Chihuahua, Yorkshire Terrier, Shih Tzu y Bulldog Francés.

    ResponderEliminar

También aparecemos en Grippo