miércoles, 25 de mayo de 2011

La vida sexual del perro miniatura


La vida sexual del perro miniatura es mucho más compleja de lo que habitualmente se cree. Todas las manifestaciones de la sexualidad:el deseo, la masturbación, la bisexualidad y la homosexualidad aparecen en los perros miniatura y en todos los perros ya sea que estén solos o con otras mascotas.

Una de las manifestaciones sexuales más frecuentes en los perros es la de  abrazar una pierna y realizar movimientos copulatorios. También algún juguete de peluche o una almohada pueden ser sus objetos amorosos.
Dos machos entre sí o dos hembras, pueden montarse en busca de satisfacción sexual o como juego de dominancia.

El deseo sexual existe y está presente en todo ser vivo y sano, no debe extrañarnos ese comportamiento en nuestros perros miniatura. Cuando los perritos sienten  deseo sexual buscan la manera de satisfacerlo a fin de liberar esa energía. 
Muchos estudios científicos demostraron que todo animal que tenga la capacidad de doblarse sobre sí mismo realiza prácticas de autoerotismo y son muy frecuentes las muestras  masturbación en todas las especies; el perro miniatura no puede estar ajeno a esto.

Cuando observemos a nuestro perro miniatura en alguna actitud de este tipo no deberíamos reprimirlo de manera inmediata, siempre y cuando su actitud no sea con nuestra pierna o el de alguna otra persona ya que esto estaría también marcando el dominio del perro hacia nosotros, cosa que nunca debemos permitir.


Debemos observar su comportamiento: si sus manifestaciones son esporádicas, hay que dejar que satisfaga su instinto sexual, si ese comportamiento se torna en algo habitual deberíamos hacerle hacer mucho más ejercicio del que hace. El estar con mucha actividad y bien cansado hace disminuir mucho esta tendencia. 


Debemos recordar que cuando son cachorros, o en los primeros años, presentan este comportamiento de manera más frecuente que cuando entran en su etapa adulta.


 El estrés, el aburrimiento de no salir y compartir con otros congéneres, de tener otros estímulos,  la falta de cariño o el exceso de él es muchas veces la causas de una exacerbación de las conductas sexuales. 


Muchas veces los  juegos de montarse entre sí demuestran la superioridad jerárquica dentro de la manada y en el caso de las hembras que lo hacen cuando están en celo, es la manera que tienen de señalar el proceso y ponerlo de manifiesto.



El deseo sexual de los perritos miniatura comienza a manifiestarse aproximadamente a los dos meses. En esta etapa el juego simulando montas no sólo manifiesta su sexualidad sino que ensayan la base de la conducta de los perros: dominación y sumisión. Conductas esenciales para su desarrollo y que nosotros debemos tener siempre presente.

La adolescencia de los perros miniatura comienza a partir de los 7, 8, ó 9 meses y dura hasta los 12, ó 18 meses aproximadamente. La época de celo es el síntoma de la edad adulta y del final del crecimiento.

Este pequeño Pug, está marcando el territorio con su orina. Es  obviamente un perro alfa, muy dominante porque cuanto más alto es la marcación, más alto se está en la jerarquía de la manada, y como él es petisito  ¡¡Qué manera más incómoda de marcar!!
Muchas de las manifestaciones sexuales del perro miniatura son para poner a prueba la autoridad del líder, encontrar una posición de dominación.  Al igual que otras actitudes, el perro siempre nos desafiará para escalar en la jerarquía de la manada y ocupar  la posición de líder o jefe. 

¡¡Es importante no ceder para mantener la jerarquía correcta entre el animal y el humano!!. No olvidemos que aunque vivamos con un solo perro, para él igual somos manada.



E
s fundamental saber que el comportamiento sexual en el perro es un acto instintivo, que NO tiene nada que ver con el amor o los sentimientos que se producen entre los humanos.


Los perros miniatura machos huelen en la calle u otros lugares la marca que dejan las distintas hembras en celo, esto naturalmente los tiene que poner nerviosos sobre todo porque no tienen la posibilidad de satisfacer sus instintos naturales en la cantidad y con la frecuencia que desearían. Lo mismo ocurre con las hembras, ante cada celo desean ser madres y la mayor parte de las veces no lo pueden lograr.

Una buena y adecuada solución es la castración o esterilización, si es que no deseamos que se reproduzcan. Ellos estarán mucho más tranquilos y también prevemos los problemas de tumores que pueden desarrollarse.


Una reflexión final: 
la discriminación por origen, género, sexualidad, aspecto o raza en el mundo animal, no existe. 
Sus comportamientos nos demuestran día a día cuán solidarios pueden ser. 
Aprendamos de ellos, la aceptación, la inclusión y el respeto es el mejor camino para vivir en paz y en armonía.

2 comentarios:


  1. Las mascotas,los seres mas importantes para muchas personas que comparten cariño, compañia y felicidad así como ellas brindan sus cualidades a su amo nosotros debemos demostrarles aun más nuestro aprecio,
    nosotros en Guardería Canina montverde nos enfocamos sobre todo en el bienestar de los cachorros y adiestramiento mientras sus amigos estan fuera de casa.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicado porque siempre son momentos difíciles y hay que saber como actuar correctamente en estos casos, enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar

También aparecemos en Grippo