viernes, 15 de marzo de 2013

Las Flores de Bach ayudan a los perros

Las Flores de Bach pueden ayudar mucho a nuestros pequeños perritos miniatura, no sólo en los problemas de carácter y temperamento, sino también como acompañante y reforzador de las distintas terapias médicas.

Las Flores de Bach aceleran el proceso de recuperación y buscan una plenitud a nivel físico, mental y emocional, en otras palabras una mejor calidad de vida. 


Cada una de las Flores de Bach se asocia con un estado anímico básico. 

Tomar la flor adecuada ayuda a superar los conflictos más comunes y molestos, pudiéndose enfrentar así de manera más equilibrada los síntomas.

Ladridos excesivos, nerviosidad, angustia por separación, conductas destructivas, agresividad, miedo a los extraños, dificultad en adaptarse a nuevas situaciones, etc.


Como el Dr. Bach creemos que la curación a nivel emocional tiene repercusiones en otros planos, un perro equilibrado emocionalmente permite que su cuerpo encuentre su propio estado natural de salud.


Las Flores de Bach son 38, fueron descubiertos entre las décadas de los años 1920 /1930 por el  Dr. Edward Bach, un conocido bacteriólogo, médico y patólogo.

 El Dr. Bach quería que sus flores fueran tan simples de utilizar que cualquier persona pudiera seleccionarlas y tomarlas sin consejo profesional o la necesidad de cualquier técnica especial.

Para las situaciones más sencillas podemos seleccionar las flores nosotros mismos, con la certeza de saber que se trata de un sistema suave y en el peor de los casos no les hará ningún daño.

Por ejemplo, si un perro está sufriendo de alguna alergia, no hay un remedio dentro de Las Flores de Bach para la alergia, puesto que se trata de síntoma físico que debería ser controlado por el Veterinario.

Se necesita pasar por alto la alergia y ver qué tipo de perro es, por ejemplo: si es tímido y que se pone nervioso con sólo conocer gente nueva: esto indicaría que  es del tipo Aspen, así que éste sería el primer remedio a seleccionar.

Se puede seleccionar hasta seis  diferentes remedios de esta manera.

No hay que preocuparse si se hace una selección incorrecta, ya que si se toma un remedio que no se necesita, tampoco le hará nada.

La experiencia ha demostrado que, si se toman demasiados remedios a la vez no son tan efectivos como seleccionando pocos pero bien.
































Esto significa que no tiene caso mezclar los 38 remedios a la vez y que se cure todo de un tirón.

Las dosis son 4 gotitas por lo menos 4 veces por día, es lo mismo que para las personas.

Las primeras dosis del primer día del tratamiento se toman con mayor frecuencia, lo que se denomina impregnación.

Hay que diluir las flores para minimizar el contenido de alcohol, si se las diluye, practicamente no quedará huella del alcohol y no causará ningún problema.

Por esta razón se recomienda preparar un frasco con todos los remedios seleccionados  y darle las gotas diluidas en su golosina o directamente con una jeringuita.

Algunos fabricantes de flores las hacen sin alcohol y pueden estar etiquetadas como 'para niños' o 'para animales' o simplemente como 'libres de alcohol'.

Las Flores de Bach, siempre y sólo tendrán que ser seleccionadas en base a los estados anímicos que nosotros observamos en nuestro perro.

 La atención veterinaria es  necesaria cuando existan trastornos físicos o lesiones que requieran de un diagnóstico y tratamiento profesional, en cambio las Flores de Bach cuando existen molestas conductas debido a desórdenes de comportamientos y también como ayuda a los tratamientos médicos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

También aparecemos en Grippo