lunes, 29 de julio de 2013

Pos parto y primeros días del cachorro de perros miniatura


Una vez terminado el parto nuestro trabajo consistirá en atender a ambos: madre e hijitos con gran atención y dedicación.

Sabemos que el parto termina porque ya nacieron la cantidad de cachorritos que  habíamos visto en las ecografías, pero como este estudio no siempre es exacto, lo comprobaremos por las actitudes de la perra.

Por lo general la perrita tiene hambre y come con ganas, se muestra muy activa con sus bebitos y nosotros no le palpamos ningún "bulto" que nos haga sospechar  de que aún tiene un cachorrito.

Personalmente acostumbro a darles una yema de huevo con miel o glucosa con un poquito de leche tibia, a modo de shock energético.

No obstante ello, se recomienda que nuestro médico veterinario venga a casa a revisar a la madre y a sus hijos, para estar bien seguros que todo está como corresponde.

Esperar una o dos horas para que la perra se tranquilice y bañarla con shampoo neutro o para cachorros ¡sin que tome frío! y secarla muy bien con secador.
Recomiendo hacerlo una vez por semana para que esté siempre impecable junto a sus cachorritos.

Esto es importante ya que durante el trabajo  de parto las perritas eliminan sangre, orina y muchas veces algo  de materia fecal.

Como la perrita va a permanecer largos períodos tendida con sus hijitos y con altas temperaturas, si estuviera sucia sería un importante foco infeccioso para todos ellos.

La temperatura debe ser de aproximadamente 25° (°75 F) siempre que veamos que la madre esté confortable, ya que si tiene mucho calor se puede ir de al lado de los bebitos.

El peligro mayor para los cachorritos es el frío y las corrientes de aire, esto los puede llevar a la muerte en horas.

La paridera que hayamos escogido para contener a la madre con sus hijos debe higienizarse todas las veces que sean necesario cosa que esté siempre escrupulosamente limpia, como así también las sábanas o toallas que usen.
¡¡No usar diarios, cuya tinta al mojarse es tóxica!!

Debemos vigilar muy atentamente los días subsiguientes para controlar que todos los bebitos se prendan a la teta por igual, que no haya ningún rezagado, que la madre no los aplaste y que los cachorritos "no se pierdan" ya que a veces reptan en dirección diferente a donde está la madre.

También debemos registrar diariamente su peso y a la misma hora y situación (antes de mamar) e identificar a cada cachorro-si no son identificables a simple vista por tener todos el mismo tipo y color de pelo-

Puede ocurrir que en los primeros días bajen de peso, ya que el calostro nutre pero no engorda.

Si los bebitos son de muy bajo peso o es una camada muy numerosa de acuerdo el tamaño de la madre conviene ayudarlos con alguna fórmula láctea.

Según mi experiencia la que mejor funciona en los perritos pequeños es:

1/2 litro de leche entera
2 cucharadas de crema de leche
1 yema de huevo
1 cucharada de azúcar

Puede ser leche deslactosada o especial para bebés de 0 a 6 meses.

Usar una mamadera para prematuros y darle la leche estando el cachorro siempre en posición vertical y muy de a poquito, esto es fundamental porque si toma mucho de golpe puede ahogarse o ir por otra vía con grave riesgo de vida.

La perrita permanecerá hasta los 20 días, aproximadamente muy apegada a sus hijos, luego comenzará el destete (lo trataremos en otro post).

Debe tener a mano siempre comida en cantidad y agua limpia y fresca como así también leche.

Controlar que efectivamente coma ya que es frecuente que nuestras pequeñas perritas no lo hagan y esto puede acarrearle severos daños de salud.

Si no come lo suficiente cada uno buscará la manera de que lo haga ofreciéndole comida muy apetitosa, papillas, el balanceado (pienso) mezclado con paté etc.
Cachorritos identificados con cintitas de colores para su mejor registro de peso y maduración

Siempre bajo la supervisión veterinaria suplementar con calcio y algún polivitamínico que nos recete nuestro médico veterinario.

Cuidar el pelo de nuestra perrita  si es de pelo largo y se lo hemos conservado, empaquetarlo o agarrarlo con gomitas para que los bebés no se enreden con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También aparecemos en Grippo