lunes, 14 de octubre de 2013

Perros Ciegos


Un perro ciego puede llevar una vida completamente normal, hasta el punto de que mucha gente no se dará cuenta de la discapacidad.

Un perro ciego no es consciente de su discapacidad por lo tanto no tendrá oportunidad de sentir lástima de sí mismo. 

Cuando un sentido falta, el cerebro suple esta carencia habilitando otras áreas para que sirvan como sentidos de reserva. 

Así, un perrito ciego verá compensada su falta con el auxilio extra de los otros sentidos. 

El perrito ciego reconoce sin problemas personas, animales y objetos; tiene en su cabeza un perfecto “mapa virtual” de su casa y de los lugares por donde suele andar, y aprende en seguida a jugar con una pelota o juguetes que lleven por ejemplo un cascabel incorporado.


 También aprenderá a subir y bajar escaleras y con el tiempo se orientará incluso en lugares que no conoce.

Solamente en perritos muy seguro de sí mismo y de temperamento muy equilibrado podrá confraternizar con otros animales que sean "confiables".

Es importante no darle sobreprotección, sí darle protección.
 NO al “pobrecito”, porque él, en su cabeza, es un perrito normal al que no le falta nada. 

Sí necesitará que le demos seguridad, aplomo y confianza en sí mismo, y sobre todo que comprendamos su discapacidad visual. 

El entorno donde se mueva debe ser estable y protegido: que no haya cambios de muebles, que las piscinas, escaleras y otros peligros estén debidamente protegidos, que su comida, su agua y su camita estén siempre en el mismo sitio.

Si se desorienta en casa (a veces le sucede a los cachorros o a los adultos en sus primeros momentos de ceguera), llevalo hasta su agua, comida o su camita, esto le sirvirá de punto de referencia.

Inventá juegos con una pelota con cascabeles o cualquier objeto sonoro.
Enseñale también a jugar a perseguirte, siguiendo el ruido de tus pasos.  

 Generalmente al perro ciego le desagrada que un desconocido lo toque porque nota el contacto y no sabe de que se trata.

Esto lo superará fácilmente si:
 le pedís al extraño que le permita al perrito que le huela las manos antes de tocarlo o acariciarlo.

Sirve mucho si decimos una determinada palabra (darle a oler la mano, decir “caricia”…) hasta que aprenda que después de eso le van a acariciar. 

Esto le servirá para seguir con una vida social normal y no retraerse coso habitual en los perritos ciegos mayores.

Con los demás perros marcará él la pauta, pero probablemente le gustará olfatear y saludar a sus conocidos siempre que sean amables y tranquilos.

TODOS NECESITAN UNA FAMILIA, SI TE ANIMAS A DARLE UN LUGAR EN TU VIDA A UN PERRITO CIEGO ESCRIBINOS adoptantesdelcampito@gmail.com

1 comentario:

  1. Hola, a todos los amantes de los perros, nuestros amigos de Todo Perro tienen una sorpresa para ustedes, revisen su promoción facebook.com/TodoPerroMx

    ResponderEliminar

También aparecemos en Grippo